Biomagna Pro

Como se comporta una persona que se droga

how a drug addict behaves

La drogadicción tiene distintas fases que implican algún tipo de deterioro físico, mental, emocional o social, en tal sentido, vamos a señalar en este post algunos de los comportamientos que manifiestan los adictos, para que puedas detectar cómo se comporta una persona que se droga.

Alcohol

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, el alcohol no es un estimulante, el alcohol es un depresor del sistema nervioso central que provoca un bajón en la presión arterial y acelera el latido del corazón. Pequeñas cantidades suelen tranquilizar a las personas.

Otras personas se excitan, probablemente porque el alcohol suprime los mecanismos que normalmente controlan el comportamiento activo, de manera que pierden las inhibiciones y se comportan de forma exagerada; son sociables, atontados o agresivos. 

A la mayoría de las personas las grandes cantidades de alcohol les producen un efecto de obnubilación, ofuscando las sensaciones, deteriorando el juicio, la memoria y la coordinación muscular, y finalmente producen un estado de inconsciencia.

Marihuana

  • Ojos enrojecidos y sequedad de boca y garganta.
  • Sentido del tiempo alterado, cree que los minutos parezcan horas y viceversa.
  • Se le dificulta su capacidad de realizar trabajos que requieren concentración, coordinación y reacciones rápidas.
  • Cambia a menudo el estado de ánimo, a veces hacia la euforia, otras a la melancolía o a un estado de indiferencia emocional. 
  • Manifiesta que los colores se ven más vivos, que la música se oye con más claridad o que las sensaciones físicas las perciben más intensamente.
  • Su memoria a corto plazo se ve afectada.
  • Según la cantidad y calidad de la marihuana y el estado psicológico del fumador, el resultado puede ser la confusión, la ansiedad y el delirio (Relman, 1982).

Anfetaminas

  • Sienten que se acelera el latido del corazón, que late con mayor fuerza y a veces de manera irregular.
  • Las personas que las toman tienen tendencia a hablar mucho, a ser enérgicos, estar alerta y de buen humor, poco interesado en dormir y muy interesado en la actividad sexual. 
  • Se observa pérdida de peso y desnutrición
  • Se quejan de dolor muscular y de las articulaciones
  • Caen en estado de inconsciencia y sensación de parálisis.
  • Psicosis anfetamínica: presentan paranoia, alucinaciones e incapacidad de reconocer caras conocidas.
  • Violencia y agresividad, especialmente durante la depresión que tan a menudo sigue a la euforia.

Cocaína

  • Sensación de euforia y entusiasmo.
  • Aumento de temperatura y tensión arterial
  • Pupilas dilatadas
  • Disminución del apetito
  • El consumidor normalmente se siente fuerte, enérgico y optimista.
  • Desaparecen las inhibiciones y se puede alterar la percepción.
  • Alucinaciones que pueden llevar a la paranoia, ataques de pánico, ansiedad, depresiones, impotencia e insomnio.
  • Un consumidor de cocaína puede ser peligroso para los demás.

Barbitúricos y otros sedantes

  • Deterioro de la memoria y el juicio
  • Llevan al estado de coma e incluso a la muerte
  • Su abstinencia puede convertirse en una experiencia espantosa, durante la cual el adicto sufre temblores, náuseas, calambres, vómitos, alucinaciones y un sentido distorsionado del tiempo y el espacio.
  • Los alucinógenos o psicodélicos
  • Sufren escalofríos, náuseas, temblores y palpitaciones del corazón.
  • Traen a la memoria, de manera inesperada, imágenes olvidadas desde mucho tiempo atrás.
  • Euforia o pánico.
  • Se eleva su ánimo, estimula y aumenta la sensibilidad.
  • Problemas de la memoria y del habla.
  • Depresiones, ansiedad, paranoia, violencia, alucinaciones, despersonalización, descoordinación, entumecimiento corporal, psicosis, e incluso la muerte.

Heroína y otros narcóticos

  • Eufóricos, pacíficos, contentos, seguros, alejados de cualquier peligro o reto. 
  • Respiración más lenta y superficial, pupilas contraídas.
  • Aparecen intensos picores, náuseas y vómitos.
  • Molestias de abstinencia como excesiva transpiración, temblores, vómitos, mucosidad y ojos llorosos, escalofríos, dolores musculares, dolores de estómago y diarrea.

Conclusión

Una droga es una sustancia química que produce cambios físicos, mentales, emocionales y/o de comportamiento en la persona que la usa. Las drogas psicoactivas alteran la mente. Una persona que usa una droga es porque es incapaz o tiene miedo de dejar de usar es un drogadicto. 

Si crees que tu o algún familiar tuyo se encuentra consumiendo drogas, no dudes en contactar con los servicios de Biomagna Pro, el único tratamiento natural que le enseña al cuerpo cómo sanarse. 

Biomagna Pro es un dispositivo para el tratamiento de los diferentes tipos de adicciones, que trabaja mediante la emisión de ondas electromagnéticas, las cuales el lenguaje del cerebro, que equilibran y alivian la ansiedad que el consumo de drogas le produce al cerebro humano.

El uso continuo de Biomagna Pro ayuda al cerebro a normalizar los niveles de dopamina que le brindan al paciente una sensación de bienestar, lo que les suprime la necesidad de consumir sustancias.

Contenido relacionado
Consultanos:
Necesito BiomagnaPro® para: